miércoles, 19 de febrero de 2014


No existe una normativa sobre quién puede escribir en los periódicos. Con tener dinero es suficiente para poder publicar un periódico. El País se sorprende de que cualquiera pueda abrir una academia y no se sorprende de que cualquiera pueda editar un periódico, qué curioso ¿no?
Respecto a los centros de formación, sólo existe normativa para ser centro homologado, es decir, para poder impartir formación reglada. Esta normativa no pide ningún tipo de requisito intelectual ni académico si no solamente tener mucho dinero, es decir, piden que el local del centro de formación sea un edificio exclusivo del centro. Luego, cualquiera que tenga un edificio puede tener su propio centro de formación homologado y dar títulos oficiales.
Respecto a las academias, me podían haber entresvistado a mí ¿no? Porque eso de que hincar codos no es suficiente es lo que cuentan los estudiantes a sus padres porque es lo que los padres quieren oír; y es lo que los padres cuentan cuando llegan a las academias porque es lo que a los padres les gusta contar; y es lo que los directores de academia cuentan a los periodistas de El País, porque es lo que a los directores de academia les interesa contar; pero no se han molestado en hablar con ningún profesor de academia. Eso seguro. Ni con un director de academia no industrializada y sin estructura de empresa voraz, es decir, en Cartagena99 el director (yo) da clases, es también profesor. Por eso aquí no vienen los de El País a preguntar nada, porque no quieren hablar con ningún trabajador.

Hincar los codos no es estudiar. Estudiar sí que es suficiente. Lo difícil es estudiar. Nadie le puede decir a nadie qué es estudiar ni cómo estudiar, pero cuando has estudiado sabes que has estudiado. No existen dos formas iguales de estudiar.

Saludos cordiales

Kepa Ríos Alday
Director de Academia Cartagena99