lunes, 24 de febrero de 2014


No sé cómo siguen dando subvenciones para formación si al final siempre van a parar a manos de corruptos.
¿Quieren de verdad que haya formación para trabajadores en activo? Muy fácil: Las bonificaciones para las empresas no deben ser por asistir los trabajadores a un curso sino por superar un examen. Es muy fácil falsear la asistencia a un curso y muy difícil falsear la nota de un exámen.
Hoy por hoy, la única forma de verificar que hay formación es mediante un exámen. Y, no nos engañemos, no hay tantas cosas distintas para aprender los trabajadores: idiomas, ofimática y luego una serie de materias de alfabetización tecnológica o cultura general: matemáticas básicas, contabilidad, informática básica, internet básico... En total, no creo que hiciera falta más de 10 ó 20 exámenes distintos... aunque fueran 100 o 200 exámenes distintos cada año para toda España ¿qué coste tendría esto para el estado: 5000 euros, 10000 euros, 15000 euros...? Sólo en la comunidad de Madrid el fraude en formación ha sido de más de 15 millones de euros.
Por cada trabajador que apruebe una de estas materias la empresa recibe una bonificación. Con esto se acabaría la corrupción de la formación de un plumazo.
En vez de gastar el dinero en que unos cuantos profesores diseñen unas pruebas para evaluar si los trabajadores de una empresa se están formando o no, el estado prefiere poner unas ayudas estúpidas que las empresas reciben a cambio de que sus empleados ASISTAN a un curso: la corrupción está servida.

http://politica.elpais.com/politica/2014/02/23/actualidad/1393180915_176767.html