jueves, 10 de enero de 2008

Cómo preguntar a un profesor...

Saber preguntar es muy importante. Un alumno que sabe preguntar tiene el 99% del trabajo resuelto. De hecho, pienso que lo más importante que se puede aprender de profesor es a preguntar correctamente, de forma que te puedan ayudar.

Una pregunta no es lo mismo que una orden o un encargo, esto es, decirle al profesor: "Explícame esto" o "dime cómo se hace esto", eso no son preguntas, son peticiones, ese alumno estaría necesitado de una fuente de información, un libro, Internet,... pero no de un profesor. El profesor puede aportar alguna información al alumno, pero es más interesante cuando el alumno aprende a procesar por sí mismo la información de los libros, apuntes, etc.

Otra cosa que no es una pregunta es cuando la pregunta es para examinar al profesor. Por ejemplo: ¿Cuánto da esto? ó ¿Sabes hacer esto? Yo llevo casi diez años dando clase de programación y electrónica, además trabajo en el campo, y si me hacen alguna pregunta así a bote pronto, es probable que no pueda contestar. ¿Qué gana el alumno con esto? Nada, en todo caso pierde un profesor. De hecho, yo, a veces, aunque conozca la respuesta, si la pregunta es para examinar al profesor, prefiero decir al alumno que lo mire en sus apuntes o en el libro; no caer en ese juego infructuoso.

Es que pienso que mi trabajo es enseñar a los alumnos a preguntar, enseñarles a estudiar, a aprender. Y no es que este sea mi trabajo porque a mi me guste más. Nada de eso, yo estaría más cómodo siendo una enciclopedia andante, pero es que mi experiencia me dice que así gano más dinero; los alumnos obtienen mejores resultados y me recomiendan a sus compañeros; en fin: soy un profesional mejor considerado.

La pregunta correcta, la que más permite trabajar al profesor y más beneficia al alumno, es cuando el alumno plantea un proceso, el proceso que ha seguido y muestra un punto a partir del cual no ha podido seguir. Tiene que decirle al profesor: " he hecho esto y esto, he llegado hasta aquí y no puedo seguir". Ahí es donde un profesor puede trabajar y donde el alumno va a utilizar adecuadamente a ese profesional tan valioso.